Categorías
Sin categoría

Australia, no sólo es cuestión de materias primas: una comparativa con Latinoamérica 2

A farm in Moorland, Queensland, Australia.

En un post anterior (ver aquí) se aclaró que Australia se benefició de su pasado como componente del imperio británico, compartiendo un ingreso per cápita similar al de su metrópoli desde el siglo XIX (del que se tienen algunos datos). Esto significó cercanas relaciones comerciales con el que era el taller del mundo y que importaciones de bienes de capital de la más alta tecnología de la época formaran parte de la inversión e integraran el acervo de capital australiano (McLean, 2013).

Lo anterior explica que ya en el siglo XIX, Australia presentara una renta per cápita mucho mayor a la de los países latinoamericanos (LATAM). Un buen ejemplo de que los hechos históricos son clave para explicar el rumbo económico de los países (path dependency).

A pesar de que ambas economías han especializado su sector externo en la exportación de bienes básicos intensivos en recursos naturales y han estado sujetas a choques externos (variabilidad de precios), el crecimiento económico de Australia ha sido más estable que el de LATAM en su conjunto, al menos a partir de la segunda mitad del siglo XX.

A inicios y finales de los años 80s y a finales de los 90s, LATAM tuvo fuertes caídas en la producción, mientras que Australia sólo presentó una caída al inicio de los 80s (gráfico 1, eje izquierdo mide LATAM, eje derecho mide Australia). 

 

Gráfico 1. PIB real, año base 1990

Real GDP (International Dollar, 1990). Data from Maddison (2008).

En Traits of the Australian long-term economic growth, a comparison with Chile and Argentina, se evidencia la estabilidad relativa de las tasas de crecimiento de la economía Australiana frente a Chile y Argentina. 

 

La capitalización del ingreso

Entiéndase que, desde una perspectiva agregada, la inversión se realiza cuando en diversas ramas productivas se adquieren activos, como edificios, infraestructura, plantas, maquinaria y equipo, fertilizantes, pesticidas, entre otros bienes de capital que no se consumen inmediatamente en el proceso productivo y permanecen siendo útiles en la producción de otros bienes. 

Por otro lado, la inversión es rentable cuando se recupera el valor de todos aquellos activos invertidos más un valor adicional, que hace parte del excedente que se acumula.

En una economía boyante, el excedente económico se reinvierte para ampliar la capacidad productiva y continuar con el proceso de crecimiento económico y acumulación.

En el caso de Australia, la inversión es una de las variables que la distingue de LATAM. Así lo muestran las relativas altas tasas de inversión como proporción de todo el ingreso generado en su territorio, medido por el Producto Interno Bruto (PIB).

La tabla 1, presenta una muestra de países de América del Sur. Las tasas de inversión australianas históricamente han sido del orden del 30% en promedio entre 1951 y 2017. Las de las economías suramericanas no han pasado del 25%, con la excepción de Venezuela, que no tardó en sufrir una crisis económica en los 80s, presidiendo el actual desplome productivo.

 

Tabla 1. Inversión como porcentaje del PIB

Source: own calculations with data from Feenstra, Inklaar and Timmer (2015).

 

Las inversiones de Australia también toman lugar en su agricultura. La maquinaria y equipo agrícola por trabajador del campo es mucho mayor que la de los países suramericanos. Igualmente, la cantidad de fertilizante por trabajador es mucho mayor (ver aquí). De este modo, el capital acumulado a través de las inversiones incrementa la productividad del trabajo.

Se pudiese pensar que Australia pudo darse el lujo de mantener altas tasas de inversión relativas, en virtud de su alto nivel de renta, sin embargo, LATAM no solamente se ha quedado rezagada con respecto a Australia, también lo ha hecho ante países del Este asiático que solían ser más pobres que mucho de los países latinoamericanos, pero a pesar de su bajo nivel de renta, aceleraron sus tasas de inversión y superaron a LATAM en crecimiento económico.

Se puede inferir entonces que Australia ha aprovechado a través de la inversión los booms económicos, que han significado la mejora de los términos de intercambio o hallazgos de extensos yacimientos de recursos naturales.

Eso explica que, a pesar de que el crecimiento en el precio relativo de las materias primas afecte tanto a Australia como a LATAM, sea esta primera la que haya mantenido altas tasas de inversión relativas, y, por tanto, cuente con mayor capital por trabajador.

Entonces, cuando los países del Este asiático se industrializaban y aumentaban sus tasas de inversión, Australia se apalancaba en su crecimiento a través de la exportación de materias primas requeridas por los asiáticos, lo que implicó tasas de inversión del orden del 30%. 

 

Invirtiendo, pero manteniendo cierto nivel de equidad

Otro rasgo distintivo de Australia frente a LATAM, radica en la acumulación de capital se efectuó manteniendo ciertos niveles de equidad, como lo muestra el índice de Gini.

 

Gráfico 2. Indice de Gini, países seleccionados

Source: graph made with data from The World Bank

En pocas palabras, los capitalistas acumulan e invierten, aumentando la productividad del trabajo en medio de un ambiente de equidad.

En LATAM, la desigualdad es alta y la tasa de inversión es relativamente baja. Es decir, el ingreso se concentra en pocas manos (un alto Gini), y gran parte de él, no es invertido para ampliar el conjunto de la producción e ingreso futuro.

La clase capitalista de LATAM no direcciona el ingreso hacia la inversión en la proporción que lo hace la australiana. 

 

Inversión con tecnología, y la restricción externa en la balanza de pagos

Australia tiene una baja participación de la manufactura como porcentaje de su PIB frente a algunas economías de LATAM . Esto ha sido producto de un proceso de “desindustrialización” y crecimiento del sector servicios (Banco Mundial), junto a una fuerte especialización de su sector externo en productos básicos intensivos en recursos naturales (The Observatory of Economic Complexity).

No obstante, el alto nivel de renta australiano vino junto con cierta capacidad industrial y tecnológica, que como ya se explicó en la primera parte del post, tuvo sus raíces en fuertes lazos con el imperio británico.

Como se lee en McLaean (2013), durante la segunda guerra mundial, Australia jugó el papel estratégico de base de abastecimiento de material de guerra como gran aliada de Inglaterra y Estados Unidos en el frente contra Japón. Contó con la capacidad industrial e ingenieril para producir 3.500 aviones de combate, y material bélico para su esfuerzo de guerra, además de equipo de alta tecnología y servicios de reparación de maquinaria.

Ya entre 2008 y 2019, en el indicador de exportaciones de alta tecnología como porcentaje del total de exportaciones manufactureras, en promedio, Australia se encontró por encima de LATAM. Muy por encima de algunas economías latinoamericanas, aunque superada por México (World Bank database). 

 

Gráfico 3. Exportaciones de alta tecnología como porcentaje de las exportaciones totales

Source: Own calculations with data from the World Bank.

No sorprende entonces que en promedio Australia haya destinado mayor  gasto en I+D que todas las economías latinoamericanas como porcentaje del PIB. Incluso mucho más que Mexico. 

 

Gráfico 4. Gasto en I+D como porcerntaje del PIB

Source: Own calculations with data from the World Bank.

Lo anterior se puede interpretar como reflejo de una estructura productiva distinta a la de LATAM.

Al parecer, dicha estructura le permite aumentar su inversión sin acelerar las importaciones y entrar rápidamente en crisis de balanza de pagos. Esta hipótesis la planteo debido a la baja correlación que se encuentra entre la tasa de crecimiento de la inversión y de las importaciones. Estas correlaciones suelen ser mucho mayores en países latinoamericanos, y en países europeos ricos en recursos naturales, tales como Noruega y Finlandia (no incluidas en el gráfico).

Gráfico 5. Correlación entre crecimiento de la inversión y crecimiento de las importaciones

Source: own calculations with data from Feenstra, Inklaar, and Timmer (2015).

Lo anterior tiene relación con lo que Bill Mitchell, reconocido economista australiano, expone en su blog (ver aquí) al desvirtuar la idea de la «inflación importada» (exchage-rate pass-through), mostrando una baja correlación entre la inflación y la tasa de cambio para el caso de Australia. Es decir, la depreciación de su moneda no afecta los precios internos significativamente.

Lo anterior indica que el país no encuentra mayores restricciones externas a la hora de crecer.

La experiencia australiana es muy compleja, pero con lo detallado hasta el momento, se puede tener una primera impresión sobre las características que la diferencian de las economías de LATAM, a pesar de tener un sector externo especializado en la exportación de bienes básicos intensivos en recursos naturales y replicar, de alguna forma, las relaciones comerciales centro-periferia que han sido señaladas como causantes del atraso de LATAM (Prebisch, 1986).  

No obstante, Australia ha logrado apalancar su desarrollo en actividades intensivas en recursos naturales en su proceso de acumulación de capital. Tiene mucho que enseñar a las economías latinoamericanas. Estas solo pueden aspirar a la prosperidad si logran acelerar sus tasas de inversión y sostenerlas en el tiempo, aprovechando su dotación de factores, entre ellos, sus recursos naturales. 

 

Referencias

Feenstra, Robert C., Robert Inklaar and Marcel P. Timmer (2015), «The Next Generation of the Penn World Table» American Economic Review, 105(10), 3150-3182.

Maddison, Angus. (2008). Database. 

McLean, Ian W. (2013). Why Australia prospered? The shifting sources of economic growth. Princeton University Press: United States of America. p.281

Prebisch, Raul (1986). El Desarrollo Económico de América Latina y Algunos de sus Principales Problemas.

Views: 311

Medardo Alfonso Palomino Arias

Por Medardo Alfonso Palomino Arias

Economista y Magister en Gestión Pública graduado en la Universidad Santiago de Cali, Colombia. He sido Profesor desde el año 2014 en distintas universidades de Cali. En la actualidad me encuentro adelantando estudios y viajando en Australia. El proposito de mi blog es difundir conocimiento sobre economía y brindar un espacio para el debate.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *